Señalización vial internacional

SEÑALIZACIÓN VIAL INTERNACIONAL. ESTUDIO DE LAS VARIANTES

La importancia de la regulación de las señales de tráfico internacionales tuvo su importancia en la Convención de Viena, en 1968, donde se pusieron las pautas para homogeneizar mundialmente la regulación de toda indicación hacia los usuarios de las vias.

Hay dos grandes grupos de señalización:

Aquellos paises que siguen el US Manual on Uniform Traffic Control,

Por otra parte, en 1968 los paises europeos y otros firmaron la convención de Viena en seguridad vial, para estandarizar la señalización que regula el trafico en las carreteras.

El texto inicial dice lo siguiente:

Reconociendo que es necesaria la uniformidad internacional de las señales y símbolos

viales y de las marcas viales para facilitar la circulación internacional por vías públicas terrestres y para aumentar la seguridad en dichas vías.”

El paso principal de la aprobación de este acuerdo fue la clasificación de las señales en:

-Señales de obligación;

-Señales de normas especiales;

-Señales indicadoras de instalaciones que pueden ser de utilidad para los

usuarios de la vía

-Señales de dirección, de posición o de indicación.

Asi es como en España las distancias, criterios de colocación y tamaños se rigen por la Instrucción de Construcción “8.1.IC” y que dice lo siguiente en cuanto a clasificación se refiere:

Señales de advertencia de peligro cuya forma es generalmente triangular. Se

designan por la letra P”seguida de un número comprendido entre el 1 y 99.

Señales de reglamentación cuya forma es generalmente circular. Se designan

por la letra “R” seguida de un número, y a su vez se clasifican en:

o De prioridad (número inferior a 100).

o De prohibición de entrada (número entre 100 y 199)

o De restricción de paso (número entre 200 y 299).

de prohibición o restricción (número entre 3

00 y 399).

obligación (número entre 400 y 499).

o De fin de prohibición o restricción (número superior a 500).

Señales de indicación cuya forma es generalmente rectangular. Se designan por la letra “S” seguida de un número, y a su vez se clasifican en:

o De indicaciones generales (número inferior a 50).

o Relativas a carriles (número entre 50 y 99).

o De servicio (número entre 100 y 199).

o Otras señales (número superior a 900).

o De orientación, a su vez subdivididos en:

De preseñalización (número entre 200 y 299).

De dirección (número entre 300 y 399).

De identificación de carreteras (número entre 400

y 499)

De localización (número entre 500 y 599).

De confirmación (número entre 600 y 699).

De uso específico en zona urbana (número entre 700 y 799)

Paneles complementarios (entre 800 y 899)

Dos modelos internacionales de señalización

Los acuerdos de Viena incluyeron la elección del tipo de señalización que cada estado quería implantar en su territorio, de tal manera que especificaba que:

2. a) En el momento de depositar su instrumento de ratificación o de adhesión todo

Estado, mediante notificación dirigida el Secretario General, declarará, a los efectos de la presente

Convención:

i) Cuál de los modelos Aa y Ab elige como señal de advertencia de peligro

(párrafo 1 del artículo 9); y

ii) Cuál de los modelos B, 2a y B, 2b elige como señal de alto (párrafo 3 del

artículo 10).

Todo Estado podrá en cualquier momento, mediante notificación dirigida al Secretario

General, modificar su elección, sustituyendo su declaración por otra.

señal 1

señal 3

señal 2

La adhesión a uno de estos estándares de señalización es voluntaria y el mundo se divide en bloques, con la curiosa excepción de Irlanda, que sigue el esquema de señalización americano, diferenciándose del resto del continente.

La normalización de la señalización corre a cargo de las agencias estatales de seguridad vial. En España es el Ministerio de Fomento el encargado de redactar la norma que debe seguir toda empresa encargada de la conservación o construcción de una via de su competencia.

Anuncios